Si ha decidido iniciar en el mundo del Mindfulness te damos la bienvenida. El Mindfulness. se ha convertido en la filosofía de vida de millones de personas mejorando notablemente su salud. Cuando comienzas a dar estos primeros pasos necesitas saber por dónde empezar, por eso quiero contarte resultados son los mejores ejercicios de atención plena para principiantes.

Ya sabes que la práctica de Mindfulness no requiere de largos períodos de tiempo , muchos de sus ejercicios toman 5, 10 o 15 minutos del día, por lo que será muy fácil incluirlos en tu rutina. Recuerda que la práctica de la atención plena, no solo va a depender del ejercicio sino de la actitud que adopta al realizarlos, pero ¿por cuál de ellos debes empezar?

5 ejercicios de atención plena para principiantes

Muchas de las acciones de la vida cotidiana pueden servir de escenario para tu incursión en el mundo de la atención plena. Si ya estás listo para comenzar, toma nota de los ejercicios más sencillos con los que podrás dar tus primeros pasos en el Mindfulness:

Meditación fija

Este es uno de los ejercicios más sencillos y comunes para iniciar la práctica de la atención plena. Consiste en asumir una posición determinada, ya sea sentado en una silla o en el suelo o acostado boca arriba. Cuando ya te encuentres relajado, es momento de escuchar y observar tu respiración. Inhala por la nariz y exhala por la boca muy lentamente. Si en algún momento te distraes, debes volver a fijar tu atención en la respiración y tener pleno control sobre ella. Puedes incluir aceites esenciales para aumentar la concentración.

Este ejercicio es básico para empezar, porque una vez puedas conseguir el control sobre tu respiración, podrás ir incluyendo otros elementos en tu ejercicio, sin que esto desvíe tu concentración.

Meditación caminando

Está técnica es muy sencilla. Consiste en prestar atención al momento de caminar. Puedes incorporar la práctica de la respiración que se usa en la meditación fija, pero vas hacerlo mientras caminas. Debes estar atento a las sensaciones que se producen en los pies y en las piernas mientras das cada paso, debes estar concentrado en la experiencia de caminar, sin que nada te distraiga.

Revisión del cuerpo  

Este ejercicio tiene como propósito establecer contacto con tu cuerpo. Debes acostarte boca arriba, cerrar los ojos, controlar la respiración como ya te hemos enseñado y empezar a concentrarte en cada parte de tu cuerpo. Escucha cada zona, presta atención a cada sensación que se produce en ellas, sin juzgar a aquellas que te resulten desagradables. Es un ejercicio que no debe tomar más de 15 minutos, y que irás perfeccionando día a día.

Atención a las acciones cotidianas

Este tipo de ejercicio es muy fácil, solo tienes que atender lo que estás haciendo en el momento presente. Si estás lavando los platos, debes estar concentrado en esta actividad, si estás poniendo la mesa, lo mismo y así en cada actividad. La intención es poner toda tu atención y concentración en el momento presente, sin importar lo que estás haciendo.

Desayuno consciente

Un ejercicio básico y que puede serte de gran ayuda para iniciar es este. Cuando te sientes a desayunar, deja a un lado cualquier distracción, y muy lentamente concéntrate en cada uno de los alimentos que estás comiendo, su sabor, su olor, su textura. Presta atención a la manera en que untas el pan, remueves el café o el té. Que tus pensamientos estén concentrados en este momento. Verás cómo disfrutarás este momento.

Estos son solo 5 de los ejercicios básicos para iniciar en el mundo de la atención plena, además, si quieres saber cómo incluir los aceites esenciales en tus prácticas, descarga aquí la Guía de Mindfulness y Aceites esenciales. Una vez que hayas logrado dominar las técnicas más sencillas, podrás ver los cambios extraordinarios que generan en tu vida y tu salud.