¿A quién no le gustaría tener una varita mágica o un superpoder que le resolviera todos sus problemas? “¿Dónde me apunto?” Sería la respuesta más común. Pero, fuera del mundo fantástico de la imaginación, tenemos que encontrar la forma de mantener el equilibrio personal y encarar los retos diarios en el trabajo, la crianza, la relación de pareja… en fin, la vida real, por eso, quiero hablarte sobre Meditación y aceites esenciales.

La meditación no es un truco de magia… pero se le acerca. Porque es la práctica que nos permite, entre muchas otras ventajas, crecer “hacia adentro” y aprender cómo mejorar nuestras reacciones y conductas frente a las dificultades, siempre de la mano de su “hermano”: el Mindfulness. Cuando sentimos el equilibrio interior, se nota aún más en el exterior, que es donde se irradia realmente.

Si alguna vez hiciste yoga o trabajaste en enfocar tu “atención plena” y te concentraste en cómo el aire entra y sale de tu cuerpo, sabes de que sensación de paz te estoy hablando. Y que no puede compararse con ninguna otra. 

Pero si nunca lo has experimentado ¡Enhorabuena! Porque ahora contamos con más recursos para hacer de estas prácticas momentos todavía más enriquecedores y tú puedes vivirlo desde ya: incorpora los aceites esenciales. Así harás memorable cada día que los realices. 

Y ¿Por dónde empiezo? Otra interrogante habitual. La naturaleza, siempre generosa, nos ha regalado infinidad de aceites esenciales, pero lo más importante para comenzar es identificar cómo te sientes en este instante y qué sensación estás buscando alcanzar. Por ejemplo, cuando me siento ansiosa, lo que busco es sosiego y tranquilidad. ¿Qué quieres sentir tú ahora mismo?

Quiero acompañarte en esta experiencia, sea la primera vez o no. Y me encantaría que compartieras tus resultados en mis redes sociales IG: (@todolavanda

También por esta razón te ofrezco a continuación una breve guía para usar los aceites esenciales según el efecto que deseas obtener en tu interior: 

  1. ¿Ánimos bajos y desmotivación? Bergamota es lo que necesitas. Este aceite esencial es un revitalizante por excelencia, que te elevará la energía y ganarás la dosis ideal para llenar tu día de alegría. Recomendado para su uso matutino, de manera que el día arranque con la mejor disposición para conseguir lo que te propongas.
  2. ¿Ansiedad por las nubes? El Ylang ylang será la solución perfecta. Te servirá para disminuir esos niveles y mantener los nervios a raya. Pero, además, es un poderoso afrodisíaco que puede potenciar tu sensualidad y llevarte a enfocar esas energías en cosas más placenteras. Nada mal, ¿verdad?
  3. ¿Viviste un duelo recientemente? No importa si es por la muerte de un familiar, una ruptura amorosa o el fin de un proyecto personal al que le entregaste el alma: el duelo es una etapa que necesitamos atravesar y, aunque suele ser dolorosa, podrás hacerla más llevadera gracias al aceite esencial de Ciprés. Sentirás cómo facilita las transiciones entre esos procesos difíciles y te ayudará a avanzar.
  4. ¿Necesidad de enfoque y concentración? Para potenciar este efecto, nada mejor que el incienso, con el que encuentras equilibrio y tranquilidad rápidamente. No es casualidad que, en diversos templos religiosos y sin importar las diferencias de credo, coincidan en el uso de esta esencia en los momentos de mayor elevación espiritual.

Estos son solo algunos ejemplos de los aceites esenciales que, sumados a la práctica regular de yoga o meditación, aumentarán exponencialmente las sensaciones de tranquilidad, balance y paz interior, para empoderarte emocionalmente. Así llegarás a ser la superheroína de tu propia vida al superar cualquier obstáculo con agudeza, sabiduría y determinación para lograr lo que deseas. 

Recuerda que también puedes lograr excelentes resultados al mezclar los aceites esenciales según tu necesidad. 

Si necesitas una Guía completa para meditar, te regalo la mía, donde te cuento mis 5 mejores tips, da clic y descarga GRATIS mi Guía de meditación: Mindfulness y Aceites Esenciales.